La vida en gotas

La verdad es que a pesar de la velocidad con la que se vive en estos tiempos, y particularmente en éstas nuestras caóticas ciudades, vivimos lentamente. Gota a gota, de manera incompleta, pero haciéndonos creer que lo hacemos a plenitud.

La imagen de la gota me viene al recordar a Urbano Quintero, a quien conocí a finales de los ochenta cuando él era parte del grupo que hizo realidad Petróleo en Gotas, aquella inolvidable serie de programas que se transmitían en cine y en televisión con el patrocinio de Maraven, filial de Petróleos de Venezuela.

Urbano murió la noche del 8 de agosto. Tan abrupta –y bruta– fue su muerte, que no puedo dejar de pensar que su vida se fue a torrentes y no en gotas.

Anuncios

3 pensamientos en “La vida en gotas

  1. Soy la compañera de urbano durante 27 años de su intensa vida , hasta hoy no había visto este blog , y si efectivamente su vida se fue de golpe , aún a casi dos años de su absurda muerte no hay culpables . Obviamente no guardo ninguna esperanza pues para mi sorpresa el mismo Ministro de Seguridad que estaba cuando Urbano fue asesinado , lo premian con la cartera de nuevo …vivimos tiempos absurdos como la muerte de mi esposo.
    Gracias por acordarte de el negro.

  2. Hola, solo queria agradecer la dedicatoria hacia mi padre amado y adorado, soy su unica hija (unica hijA hembra) su consentida, vivo tratando de seguir un sueño que nacio de mi papa y esta servidora cuando tenia 16 años, un sueño que armamos el y yo solitos en su camioneta, que no pudimos lograr porq me lo arrebataron de las manos, pero asi con uñas, garras y dientes me aferro a el y gracias a la ayuda de amigos y familiares sigo en la lucha por la justicia a ese asesinato injustificado y a nuestro sueño que nacio en la parte delantera de una camioneta grand cherokee.

    Gracias por acordarte de mi oso polar, de mi viejo gruñon, de mi Shrek. Muy amable!

  3. Sasha:
    Conocí a tu papá, como conté en el blog, en los años de Maraven, pero en 2005 volvimos a trabajar juntos, él dirigiendo unos audiovisuales para Petrobras, y yo a cargo de la cuenta en una agencia de relaciones públicas.
    Al leer lo que dices de seguir “en la lucha por la justicia a ese asesinato injustificado”, me atrevo a sugerirte que uses toda tu energía en el sueño del que hablas. No te desgastes en otra cosa. Deja que Dios se encarga del resto.
    Un abrazo, saludos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s