Elecciones y tormenta en Venezuela

El clima se ha puesto difícil en Caracas y en varias ciudades del país. Literalmente, pues al menos por 36 horas más se esperan lluvias. Pero a la situación meteorológica se suma la política a la espera de la realización de elecciones para la selección de gobernadores, alcaldes y legisladores regionales.


Uno de los retos de las organizaciones políticas es motivas a los votantes para que asistan a votar. En un proceso similar anterior la abstención fue elevada. Sencillas cuentas aritméticas muestras cómo la abstención favoreció a los candidatos del gobierno, que obtuvieron ajustados triunfos, como fue el caso de Diosdado Cabello en el estado Miranda, que ganó por 25 mil votos, mientras quienes se abstuvieron en ese estado fueron 821 mil.
Si continúa lloviendo hasta el domingo la abstención podría ser mayor a la esperada.
La situación esta noche en Caracas es delicada en muchos sitios de la ciudad. Derrumbes de tierra, cierres de vías por árboles caídos, incluso, se reportan algunas muertes.
La sensación general de la población es de angustia. Todos han recordado la tragedia del estado Vargas, en 1999, en la víspera de las elecciones de diciembre de ese año. En esa ocasión Hugo Chávez se dedicó a utilizar los medios de radio y televisión para arengas políticas a favor de su propuesta de nueva constitución, impidiendo que se divulgaran informaciones sobre la situación de emergencia que se vivía. Esta noche Hugo Chávez hizo algo similar, pues hizo una cadena de radio y televisión a la hora de la mayor intensidad de la tormenta para mostrarse con el presidente de la República Socialista de Vietnam, Nguyen Minh Triet.
Las críticas e insultos comenzaron a aparecer en los sitios de internet y las redes sociales, por lo que seguramente la “sala situacional” le alertó al Presidente, y éste hizo otra cadena para llamar a la calma y “tener confianza en todas las instituciones públicas que se encuentran a cargo y resolviendo las situaciones de emergencia”.
En todo caso, las elecciones regionales ya presagiaban difíciles, pero el clima ha puesto un elemento adicional. Voceros del gobierno y de su partido, adelantándose al previsible resultado adverso en algunos estados, ha sembrado la idea entre sus seguidores, de que la oposición les escamotearía un seguro triunfo. Grave insinuación ésa, pues resulta la semilla para que se presente una situación como la que se presenta actualmente en Nicaragua, donde una la actuación del organismo electoral ha dejado severas dudas.
Si el gobierno apuesta al caos, la lluvia puede ser su aliada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s