Sancionada ley que nacionaliza y permite expropiar empresas de servicios petroleros

La Ley Orgánica que reserva al Estado bienes y servicios conexos a las actividades primarias de hidrocarburos  fue aprobada en la Asamblea Nacional y remitida al presidente Hugo Chávez para su promulgación.

Es un nuevo paso contra la propiedad privada y la libre empresa, realizado bajo la máscara del interés colectivo, el beneficio de los trabajadores y la soberanía petrolera.

Plantea la declaratoria de utilidad pública, expropiación de bienes que incluyen lanchas para transporte de personal, buzos y mantenimiento; de barcazas con grúa para transporte de materiales, diesel, agua industrial y otros insumos; de remolcadores, de gabarras planas, boyeras, grúas, ripio, de tendido o reemplazo de tuberías y cables subacuáticos; de mantenimiento de buques talleres, muelles y diques.

Es un nuevo paso hacia el control total de la actividad petrolera en el país, cerrando la posibilidad de que la empresa privada nacional participe en actividades lícitas conexas a la industria de los hidrocarburos.

Con el argumento de la “soberanía petrolera” se quiere hacer ver que éstas eran actividades que en alguna oportunidad fueron desarrolladas por PDVSA y que gobiernos anteriores habían avanzado hacia la tercerización y privatización de tales actividades. Falso. Muchas de estas empresas tienen décadas de funcionamiento prestando servicio a la misma PDVSA; también a otras operdoras internacionales en el marco de los contratos de la apertura petrolera  y de operación a riesgo compartido.

En el supuesto negado que así fuera, ¿es ilícito que una empresa privada, legitimamente establecida en Venezuela de acuerdo a sus leyes, participe como contratista o prestadora de servicios a PDVSA?

La ley establece la posibilidad de conformar empresas mixtas entre las compañías nacionalizadas y el Estado venezolano. Sin embargo, resulta poco atractivo,  pues el control accionario y operativo será siempre de PDVSA, quedando el capital privado en minusvalía de condiciones. Considerando las señales de debilidad en el flujo de caja y en general en la salud financiera de PDVSA, así como la duda en sus capacidades de experticia, el riesgo de ser socio minoritario es imponderable.

Al respecto, los trabajadores de las empresas nacionalizadas pasarán a formar parte de la nómina de PDVSA, por lo que se agrega una mayor carga a la ya gigante estructura laboral y burocrática de la empresa estatal petrolera.

Una pregunta aún sin respuesta es saber con cuáles recursos pagará el Estado las indemnizaciones por la nacionalización. La ley establece que podrá pagar en dinero efectivo (cosa poco probable) o en papeles canjeables. Esto es, los propietarios no solo perderán el valor real de sus activos tangibles e intengibles, pues el pago será calculado sobre el valor en libros, y no el valor de mercado; sino que también perderán el descuento al que tendrán que vender en el mercado secundario los papeles con los que el Esado les haya pagado.

Probablemente solo las filiales venezolanas de grandes empresas internacionales hagan oposición legal en los tribunales y cortes internacionales, aún cuando la recien promulgada ley quere eliminar esa posibilidad obligando a dirimir los conflictos solo en tribunales nacionales. Sin embargo, no será difícil para cualquier instancia judicial reconocer la iretroactividad de su aplicación. Las empresas defenderán los derechos de los acuerdos y contratos firmados con PDVSA antes de la promulgación de la Ley.

Para las pequeñas y medianas empresas de capital nacional ésta sería una opción poco probable, que representaría mayores gastos y pocas probabilidades de ganar en un sistema judicial controlado por el gobierno nacional.

La aprobación de esta ley abre un nuevo espacio a la arbitrariedad de éste régimen de tendencia totalitaria hacia la aplicación de medidas similares en otros ramos de la economía que el mismo gobierno declare como prioritarios al interés nacional. El mismo criterio pudiera ser aplicado a los trasportistas de alimentos, agroindustrias, fabricantes de empaques para la industria de alimentos; centros privados de salud, empresas de atención médica ambulatoria de emergencia; todo cuanto el gobierno pueda catalogar de interés estratégico.

Anuncios

Un pensamiento en “Sancionada ley que nacionaliza y permite expropiar empresas de servicios petroleros

  1. Pingback: Noticias de economía Sancionada ley que nacionaliza y permite expropiar empresas de … la Economía en el mundo Sancionada ley que nacionaliza y permite expropiar empresas de …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s