La comunicación de Chávez ya es abiertamente propaganda ideológica

Es evidente que el avance del régimen de Hugo Chávez hacia un modelo de Totalitarismo del Siglo XXI incluye un reforzamiento de la propaganda, entendida ésta como la comunicación orientada a “vender” un modelo ideológico.

El punto de quiebre fue la expropiación de edificios de apartamentos, que dio origen a piezas de TV  de muy cuidada producción, cargadas de elementos simbólicos donde el eje no es -como hasta ahora había sido- el texto de un locutor en off sobre tomas de apoyo, ni el mismo Chávez, sino testimoniales de supuestos beneficiados en los que se aprovechan otros códigos audiovisuales.

La emocionalidad es el sustento de la campaña. No es casual que las dos piezas estén protagonizadas por mujeres. Una de ellas tan emocionada que balbucea repetidamente cuando va a nombrar al “Presidente” (no menciona el apellido, algo también interesante). La sensación que transmite es similar a la que pudiera presentarse si alguien ve un “dios” o una “aparición” inmaterial.

La otra, un poco más racional, de todas maneras cierra con la protagonista secándose una lágrima que brota cuando se refiere al “presidente”.

Ambas tienen otra característica que ha acompañado tanto la propaganda como la “guerrilla” comunicacional del régimen, la descalificación del enemigo, al llamar a los constructores “mafia”, “cartel”.

Da la impresión que originalmente se produjeron las cuñas de TV y luego se adaptaron a radio, donde pierden mucho de ese impacto por depender únicamente del audio.

En la cadena del Minci la Nochebuena, en la que el Comandante Presidente Hugo Chávez dio un mensaje de Navidad mostrándose como un magnánimo cristiano a través del indulto, -”perdón”, dijo asimilándolo como una virtud cristiana- de varios presos comunes, se vio y se oyó en segundo plano a Chávez preguntándole a una niña “de quién son esos ojitos”. La gente venía hacia él, como los pastores fueron a Belén a llevar sus regalos al Redentor.

El summun -hasta ahora- de la manipulación ideológica del régimen ha sido la campaña de TV sobre las expropiaciones de fincas productivas en el Sur del Lago de Maracaibo. Guiados por la canción “A desalambrar”,  del cantautor chileno  Víctor Jara (1932-1973), se justifica la expropiación como una lucha, no solo contra el “latifundio” (argumento éste utilizado desde las primeras expropiaciones de tierras agrícolas hace dos años), sino que se agrega la liberación de la condición de “esclavitud” en la que estarían los trabajadores agrícolas. La  lectura de la letra de esa canción muestra que su escogencia fue cuidadosamente pensada a sus fines ideologizantes.

Resulta un insulto al mediano intelecto escuchar una aseveración como ésta. Pero esto no es tampoco casual. Intuyo que otra de las intenciones de tales campañas de propaganda sea justamente la de agredir. Como lo establecían los Principios propagandísticos de Goebbels en el Régimen Nacional Socialista Alemán, el adversario es considerado un enemigo (“Principio de simplificación y del enemigo único”) y además de basa en prejuicios y odios preexistentes (Principio de la Transfusión).

En este sentido, el régimen está jugando en una cancha sin adversario. Comunicacionalmente hablando no hay mensajes, ni campañas coherentes que se le contraponga. Si a esto se le añade las recientes limitaciones que ex-profeso fueron incluidas en las leyes de Telecomunicaciones, de Ciencia y Tecnología y de Responsabilidad Social de Radio y TV (y Medios Electrónicos, entiéndase, Internet), se concluye que el reto en este sentido es gigante.

No se puede apostar a que la aplastante realidad que se observa en el deterioro del país hable por sí misma en favor de un cambio. Venezuela no es solo el porcentaje de audiencia que las encuestas dicen que ve Globovisión y lee El Nacional. La mayor parte del país en la provincia tiene menos opciones para escoger los mensajes que recibe vía medios de comunicación.

El Sistema Nacional de MediosGubernamentales , (VTV; TVES, Radio Nacional, etc) supera ampliamente en cobertura otras opciones. No se trata de argumentar que las cifras de audiencia muestran que la población no sintoniza VTV. El punto es que la poca gente que la ve no tiene otra opción para contrastar el mensaje. Para ellos VTV y TVES es la única visión.

¿Qué hacer? El régimen se ha rodeado de experimentados propagandistas, especialmente cubanos e iraníes (específicamente éstos para el aprovechamiento de dibujos animados). En Venezuela hay talento en esta materia, ¿dónde están y qué hacen?

Anuncios

Un pensamiento en “La comunicación de Chávez ya es abiertamente propaganda ideológica

  1. ¿Totalitarismo? En pleno siglo XXI hablar de comunismo y totalitarismo no resulta ser otra cosa que una habladera de pistoladas, con ese argumento el Capital transnacional ha mantenido en penumbra ideológica a tod@s las fuerzas vivas de nuestro subcontinente, haciendolas cómplices de la explotación de sus connacionales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s