De Chávez a Maduro, o la expresión del Totalitarismo del Siglo XXI

Este de Venezuela es el Totalitarismo del Siglo XXI, una forma de gobierno que controla todas las instancias del poder para asegurar que su ejercicio se recubra con un barniz electoral.

Para el Totalitarismo del Siglo XXI el concepto de democracia no contempla la separación e independencia de actuación de poderes, sino solamente el recurso aclamatorio para el mantenimiento del poder y sus beneficios.
El Totalitarismo del Siglo XXI no tiene ideología definida. En el caso de Venezuela lo más acertado es llamarlo simplemente “chavismo”. De lecturas diversas Hugo Chávez fue tomando ideas y acciones que se ajustaran a su interés.
Por eso el brazalete, las camisas (no pardas, sino rojas) y los grupos de choque fascistas, aquí llamados “colectivos”; las decisiones económicas siguen patrones del comunismo chino, pasando por el control de cambio cubano, o las tradicionales formas del populismo latinoamericano, desde Perón hasta el indigenismo como manifestación del nacionalismo. Se suman las tesis de igualdad y de redistribución rentista que se leen en cualquier cartilla básica de socialismo del siglo XIX.
El Totalitarismo del Siglo XXI mantiene también la facha de la Libertad de Expresión, pero forma un Sistema de Medios Públicos guiado por los medios cubanos, que transmite dibujos  animados iraníes, el cual abiertamente se define como formador de “consciencia”. Es decir, es un aparato de propaganda.
Lo lamentable es que pocas personas han entendido este modelo como para comprender lo que pasa, no solo en Venezuela, sino en Latinoamérica. El ALBA es el mecanismo para la difusión de este modelo en la región.
Quienes creían que el chavismo terminaría con la muerte de Hugo Chávez, siguieron la tesis de que “muerto el perro se acaba la rabia”. Están equivocados. El perro Chávez dejó la rabia sembrada, no solo en todas las instituciones del poder en Venezuela, sino en una extensa base de ciudadanos que asumen como cierta la tesis de que los adversarios al chavismo son enemigos, o que la democracia no implica alternabilidad, sino el ejercicio eterno del poder por los mismos personajes.

Maduro no será capaz de fundar el Madurismo, pero su incapacidad intelectual es justamente la mejor credencial para el ejercicio del poder como parapeto de una supraestructura que va más allá de Venezuela que busca que el chavismo sea la expresión del Totalitarismo del Siglo XXI.

Anuncios

Un pensamiento en “De Chávez a Maduro, o la expresión del Totalitarismo del Siglo XXI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s