Sancionada ley que nacionaliza y permite expropiar empresas de servicios petroleros

La Ley Orgánica que reserva al Estado bienes y servicios conexos a las actividades primarias de hidrocarburos  fue aprobada en la Asamblea Nacional y remitida al presidente Hugo Chávez para su promulgación.

Es un nuevo paso contra la propiedad privada y la libre empresa, realizado bajo la máscara del interés colectivo, el beneficio de los trabajadores y la soberanía petrolera.

Sigue leyendo

Una Ley ordena la expropiación de bienes y control de empresas privadas en el sector petrolero venezolano

Un nuevo paso contra la propiedad privada y la libre empresa, realizado bajo la máscara del interés colectivo, el beneficio de los trabajadores y la soberanía dio la Asamblea Nacional en Venezuela al aprobar en primera discusión la Ley Orgánica que reserva al Estado bienes y servicios conexos a las actividades primarias de hidrocarburos. Se da por descontada la aprobación definitiva.
Si bien aplica a las actividades de hidrocarburos en todo el territorio nacional, parece claro que su objetivo es golpear al estado Zulia, pues se refiere explícitamente en su artículo 2 a “los vinculados a las actividades en el Lago de Maracaibo”:

Sigue leyendo

Citgo, propiedad de PDVSA, se declara culpable de daños ambientales

El Departamento de Justicia de Estados Unidos anunció que CITGO se declaró hoy culpable y fue sentenciada a pagar 13 millones de dólares de multa por contaminar de manera negligente con aproximadamente 53 mil barriles de petróleo los cauces del Río Calcasieu en Indian Marais, estado de Louisiana,

La investigación arrojó que en 1998 CITGO fue advertida por empleados de la compañía y contratistas externos de la necesidad de construir un tanque adicional a los dos existentes desde 1994 para la disposición de agua de lluvia. A pesar de la advertencia, la empresa no aprobó la construcción de la capacidad adicional de almacenamiento hasta 2005.

Adicionalmente, la corte determinó que CITGO falló en seguir los procedimientos para el mantenimiento de los tanques; en particular en lo referente a la remoción de petróleo, lodo y sólidos, permitiendo que la significante acumulación de estos elementos en los tanques para agua de lluvia hiciera que se desbordaran entre el 19 y el 20 de junio de 2006, durante una fuerte tormenta.

Además de la multa, CITGO deberá asegurar medidas para evitar que derrames de este tipo vuelvan a ocurrir, y se ve obligada a construir un tercer tanque para este propósito.

Coincidencia notable que esta decisión judicial ocurra en momentos de alta tensión en las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela. No sugiero con esto que el gobierno norteamericano haya tenido injerencia en la actuación de la corte, pero sí es de esperar que Hugo Chávez culpe al Departamento de Estado o al mismo George W. Bush de la acción y lo muestre como otro ataque más “del imperio y de la oligarquía contra la Revolución”. Terminará ese segmento del programa de televisión (porque no dirá nada si no hay cámaras grabando) diciendo que “no podrán derrotar a un pueblo soberano….” Etcétera.

Ver la información completa (en inglés) AQUI.

Lo nacional en la nacionalización

Cuando en la mayor parte del mundo se vive la experiencia global asociada al creciente intercambio de bienes y servicios entre Asia y América, o inclusive entre los países del Norte y del Sur, sin que en términos prácticos importen las fronteras nacionales, en Venezuela uno de los temas de discusión -¿o sólo de conversación?- es el de la nacionalización de actividades económicas “estratégicas”, (petróleo, acero, cemento) según se consideren así en Miraflores. La más fehaciente muestra de esta tendencia mundial hacia el aprovechamiento de capacidades económicas entre países se dio este mes de abril con la reunión entre el presidente chino Hu Jintao, también secretario general del Comité Central del Partido Comunista, y Vincent C. Siew, vicepresidente electo de Taiwán.

Sin haber sido advertido por muchos, esta nacionalizofilia venezolana estaba en el morral de los comacates que traicionaron su juramento de lealtad a la Constitución Nacional y dieron el golpe de estado el 4 de febrero de 1992. Como lo repiten sin cesar, su inspiración viene del espíritu de Simón Bolívar, “el padre de la Patria”, de allí que no falte programa presidencial dominical en el que Hugo Chávez no recurra a la fácil frase de “la Patria Grande de Bolívar”.

En esencia, la referencia a Patria y Nación se puede equiparar a efectos discursivos, retóricos, que buscan llegar por el fácil atajo de la sensiblería patriotera al orgullo de identidad o a la seguridad de pertenecer a un concepto que suma territorio, cultura y gente. La mención de tales comodines retóricos, especialmente ante un auditorio de masas, actúa a manera de gel aglutinante dentro del cual se mantienen unidos elementos de lo más diversos.

Sigue leyendo